Thursday, April 17, 2014

Dulce de Lechoza

Anoche al ir a la cama y comenzar a prepararme para descansar me detuve a pensar en ti, en tu dulce. Me pregunté por qué lo había preparado.

La respuesta pareció obvia pero no lo era. Obvia, al decirme que era una forma de agradecer aquel que prepararas, dulce, rico, nuestro, tradicional.

Nunca había preparado alguno. Pero pensé, en ese momento, en aquella tarde en la que oí tu voz y voltee a verte. Ver un hermoso rostro, con hermosa sonrisa, con alegría suficiente, me llamó la atención.

Recorrí esos minutos y los del día siguiente, cuando te volví a ver y los otros y los otros.

Esta mañana, al despertar, me di cuenta que debía entregarte tu dulce, tu obsequio, tu preferido. Lo deje en la puerta de tu hogar. Espero lo disfrutes.

Otro día, algún día, prepararé uno mejor, uno que diga más allá de lo dulce, más allá de la sensación y del sabor, por qué los preparo.

Calgary, 8 de octubre de 2013

No comments:

Post a Comment